Definición de escalabilidad en el ecosistema startup

La importancia del significado de escalabilidad de una startup

 

¿Es importante entender la definición de escalabilidad? La definición por excelencia más genérica podría ser:

«Es un anglicismo que describe la capacidad de un negocio o sistema de crecer en magnitud.1​ Aunque la palabra escalabilidad no existe en el diccionario de la RAE el adjetivo más cercano ampliable es de poco uso en telecomunicaciones y en ingeniería informática. La escalabilidad, término tomado en préstamo del idioma inglés, es la propiedad deseable de un sistema, una red o un proceso, que indica su habilidad para reaccionar y adaptarse sin perder calidad, o bien manejar el crecimiento continuo de trabajo de manera fluida, o bien para estar preparado para hacerse más grande sin perder calidad en los servicios ofrecidos.» Wikipedia.

 

Escalabilidad: Concepto

El concepto de escalabilidad ya lleva tiempo concepto manido, creo yo que desde los inicios de la era tecnológica ya empezamos a generar un fuerte impacto en los oídos de aquellos ávidos de crecimiento se ha utilizado en multitud de espacios como adjetivo de convicción para generar una fuerte manipulación de la comunidad.

Pero la realidad es muy distinta, la escalabilidad, entendiéndola dentro del marco que ampara el ecosistema startup se entiende en aplicación en aquellos modelos de negocio que no necesitan de un acompañamiento proporcional en inversiones ni gastos al aumento de los ingresos.

Esta fácil y taxativa definición ha sido, por desgracia, desalineada con el espíritu de «un modelo startup» con el objeto de atraer la mirada sobre modelo de negocios sin base startup y esta mala utilización ha sido secundada con argumentarios como «Amazon o Hawkers es una startup».

Y nadie podrá negar que entren dentro del «concepto» de éxito de una startup.

Pero la realidad es muy distinta, la filosofía startup aboga por modelos de negocio que, apoyados o impulsados por la tecnología permiten romper el paralelismo entre el ingreso y el gasto pero esta necesidad no es, ni mucho menos, de necesaria condición permanente en el desarrollo de una empresa ya que, todo objetivo de crecimiento de una startup debe ser la integración o reconversión en una empresa de crecimiento sostenible que rompa con la alta volatilidad (y por ende riesgo) que implica desarrollarse como startup.

¿Es Hawkers empresa de 2019 el Hawkers startup de 2013?

Obviamente, no. No solo porque no queda nadie de los promotores de entonces.

¿Crees que lo es? Veamos un pocos sus datos «macro».

Si no, porque el éxito nace de la transformación de una entidad de alto riesgo, incertidumbre y especulación a un producto tan tangible como lo es hoy Hawkers Co. con más de 260 empleados y más de 90 establecimientos y más de 27 Millones de € en 2019 (33 millones en 2018).

¿Creéis que si se cumpliera la relación de exponencialidad entre ingresos y gastos, Hawkers hubiera cerrado con la increíble cifra de beneficio de 470.000 €?

Así es.

La escalabilidad es una herramienta reservada para el crecimiento de una startup donde crecer de 1 a 10 es un multiplicador atractivo y viable; las empresas de fuerte consolidación en niveles superiores no puede disfrutar de un crecimiento de 100 a 1000 porque sería…

¿Te parece absurdo?

Y con esto, no hay que dejar en desmerito el enorme y complejo mecanismo de crecimiento de empresas más tradicionales si no entender que el ecosistema startup no es un espacio para todos los modelos de tecnología por el simple hecho de «hacer campañas en 3D» o «poner paneles digitales en mi local».

La escalabilidad es una herramienta que debe ser aplicada en todo desarrollo startup como uno de los pilares de su modelo de negocio pero jamás utilizada para atraer la mirada de inversores ya que, a la larga, desvirtúan la esencia del ecosistema.

 

 

 

Contacta con la roseta